CON ALTO SENTIDO DE CIVISMO Y CULTURA: CÓRDOBA RECUERDA A SUS HÉROES DEL 21.

Las notas vibrantes de los clarines y el retumbar de los tambores de guerra de las Bandas que antecedían el largo desfile de los alumnos de escuelas de esta ciudad, puso muy en alto el prestigio del educando cordobés y de los alumnos de la Escuela Secundaria de la vecina ciudad de Tierra Blanca, Ver., quienes unidos hicieron demostración de fe cívica y de su adelanto cultural en los festejos del 21 de Mayo, organizados por las Autoridades Municipales y  de Educación en el Estado.

La marcialidad desplegada en el desfile, que duró en su paso más de cuatro horas, fue muy aplaudido por el público que se congregó en la Plaza Principal de la ciudad y por los distinguidos visitantes que asistieron en representación del Gobierno del Estado y de la Federación.

Los contingentes escolares hicieron gala de su disciplina y lucían candorosos los uniformes de sus escuelas marchando por las principales calles de la ciudad, bajo un sol brillante y sofocante.

Muy significativo resultó el paseo de los parvulitos del Jardín de Niños que hicieron revivir en la mente de los espectadores los cuentos infantiles de nuestros abuelitos. Una hermosa niña convertida en toda una soberana seguida de su Corte, sin faltar el bufón y los bravos tigres. Un cuento de Hadas que volcó en alegría el paso del desfile.

El Lábaro Patrio ondeaba en todos los edificios públicos y casa comerciales que cerraron sus puertas todo el día para hacer más significativa la gloriosa epopeya de las Fuerzas de la Insurgencia, que el 21 de Mayo de 1821, se coronaron de gloria al derrotar en su último esfuerzo al ejército usurpador que comandaba el general Hevia.

Pascual de los Santos, el amateco, el indio puro símbolo de nuestra raza autóctona, aquel soldado de la insurgencia, héroe impoluto, también fue motivo de grato recordatorio y su nombre vibró con arrogancia en la voz de los oradores por su heroica hazaña en la histórica “Casa Quemada”. Lo mismo se honró al pueblo cordobés que inmortalizó el nombre de Córdoba en las páginas de la Historia de México.

La epopeya del 21 de Mayo de 1821 dio por primera vez el título de HEROICA a la ciudad de Córdoba, por el arrojo y por el valor de sus hijos que en esa fecha ofrendaron sus vidas por la libertad y por la Independencia de México. A su memoria, sendas ofrendas de flores fueron depositadas en el obelisco erigido a su memoria en el Parque 21 de Mayo.

En este día 21 de Mayo, para el pueblo de Córdoba, todo fue alegría desde la alborada hasta el ocaso. Hubo entusiasmo en cada acto, ya que en ello hubo demostración de un alto grado de adelanto cívico y el florecimiento de una cultura sin precedentes, virtudes demostradas públicamente por las nuevas generaciones escolares, que dejó impresionados a los CC. Licenciados Fernando García Berna, Rector de  la Universidad Veracruzana, quien trajo la representación oficial del Sr. Gobernador del Edo. Lic. Fernando López Arias, y Rafael Murillo Vidal, Senador de la República, representante del Gobierno Federal y demás distinguidos visitantes. Puntos sobresalientes de esta jornada histórica, fue nada menos que la inauguración de dos centros escolares, el primero que lleva por nombre “Profra. Alicia Murillo Vidal”, ubicado en San Nicolás y el segundo, el moderno Jardín de Niños que lleva el honroso nombre de la distinguida Maestra “Rosaura Zapata”, ubicado en la Colonia Urbana “Venustiano Carranza”, de esta ciudad.

This entry was posted in Educatica, Nacionales. Bookmark the permalink.